Cada cual que elija de qué lado quiere estar.

Las victorias de la PAH se suceden una tras otra, desde la aceptación a trámite, por presión popular, de la ILP, hasta la sentencia del tribunal de Luxemburgo. Junto con ellas, con la demostración palpable de que sí se puede, crece el apoyo popular a la plataforma y sus acciones.

Y  cuanto más aumenta el apoyo y la fuerza de la PAH más se recrudecen los ataques sobre la plataforma. Ataques que se dan por dos flancos:

Uno por la derecha, encabezado por la delegada del gobierno en Madrid Cristina Cifuentes y diferentes cuadros del PP, calificando las acciones de presión al gobierno de la plataforma como actos de terrorismo y vinculando a sus cabezas visibles como proetarras, filoterroristas. Un argumento con las patas tan cortas que incluso víctimas de ETA han pedido el cese de la delegada.

El otro, por la izquierda, encabezado por el PSOE y sus medios afines señalando que si bien hay que reconocer la labor de la PAH y vincularla con ETA es una barbaridad, es totalmente necesario la relajación de la presión a los miembros del gobierno, pues todo puede irse de las manos si “alguien” agrede a un diputado, dando al traste con la protesta y con el apoyo que está recibiendo la plataforma. “

Este último argumento es el realmente peligroso ideológica y políticamente.

Ideológicamente porque supone asumir que las acciones de presión a los miembros del gobierno para que voten a favor de la ILP de la PAH, los llamados escraches, no son ejecutados por víctimas de ese mismo gobierno y sus políticas de defensa de los intereses de la banca contra los del pueblo. Sino que son ejecutados por “gente descontrolada”, “terroristas de baja intensidad” que en cualquier momento pueden acabar con la “normalidad democrática”. Es decir de fondo es el mismo argumento que el anterior, pero más sibilino, más venenoso. Los escraches son cosa de terroristas y deben controlarse para no romper la paz. La paz que permite que el gobierno imponga los intereses de la banca al resto de la población votando en contra de la ILP.

Políticamente porque al ser un argumento más sibilino, menos frontal, es susceptible de calar mucho más entre la gente. Así por ejemplo hoy se publicaba en madrilonia.org, un medio conocido como afín al movimiento social, esta carta que expone la necesidad de convertir los escraches en acciones guionizadas, controladas, escenificadas, ¡DESDRAMATIZADAS! para que no sean acciones susceptibles de ser peligrosas y no asusten a la gente que apoya a la PAH. Que sean “acciones de consenso”.

Esta carta, a priori se coloca del lado de la PAH, pero está impregnada del argumento de sus enemigos. La PAH, los AFECTADOS POR LA HIPOTECA no son víctimas que lo que merecen es que el gobierno los escuche, atienda sus demandas y les haga justicia. Son personas agresivas a las que hay que controlar, a palos, o con música y acciones “no violentas”. Porque si les dejamos sueltos, a su aire,  pueden ser peligrosos y ¡asustar a alguien!

¿Por qué se dice esto cuando desde los medios de comunicación se exige de forma reiterada a los portavoces de la PAH, como Ada Colau, Manuel San Pastor o Rafael Mayoral que adopten ese discurso, que llamen a la calma? ¿Cuando ellos una y otra vez han expuesto que no es necesario llamar a la calma, porque los afectados por las hipotecas no son violentos ni terroristas, sino víctimas que intentan interpelar al gobierno para que aprueben la ley que resuelva  mínimamente su situación, que  los escraches son acciones en las que gente que ha perdido sus casas por una ley que los tribunales internacionales califican como ilegal, lo que hacen es gritar y llamar a la puerta de quienes teniendo la capacidad para hacerlo, se niegan a resolverlo, de quienes de facto les están condenando injustamente?

Se habla de la necesidad de desdramatizar los escraches para no perder apoyo popular, ¡cuando las encuestas reflejan un apoyo superior al 80%! Un apoyo que se basa precisamente en lo dramático de una situación que exige posicionarse con claridad del lado de las víctimas o de los verdugos. De una situación en la que cualquier intento de criminalizar a las víctimas, de llamarles a la calma, de insinuar que son violentos descontrolados queda desenmascarado de tal manera que solo consigue provocar rechazo.

Ni los afectados, ni la PAH, ni sus escraches son violentos, pero el gobierno ya ha ordenado a la policía que responda violentamente. Ambos argumentos, el que ataca por la derecha y que el ataca por la izquierda, tienen un mismo objetivo: Justificar la represión que tendrán que ejercer porque no piensan votar a favor de la ILP. Cada cual que elija de qué lado quiere estar.

3 comments for “Cada cual que elija de qué lado quiere estar.

  1. david
    abril 2, 2013 at 6:39 pm

    Me parecen unas reflexiones muy acertadas porque es verdad que igual a la gente honesta y con conciencia, la de la calle, le suenan como lógicas las declaraciones del SOE y progres en general en cuanto a que no hay que salirse de madre porque sino no nos van a apoyar la gente de a pie y no sé qué… y en el fondo diciendo:
    “que sí, que protestar está bien… pero bajito y sin molestar mucho, que a lo mejor se sienten amenazados los gansters que dirigen los bancos o los partidos políticos… en éste, nuestro estado de derecho, en el que tiene que prevalecer la democracia por encima de cualquier salvaje que atente contra ella!!”
    Nos siguen engañando (o intentando engañar) y hay que estar super atento para no caer en sus juegos demagógicos…

    “Nos mean en la cara y nos dicen que llueve!!”

    • Andres
      abril 3, 2013 at 2:36 am

      David, de protestar bajito nada, hay que protestar bien fuerte, bien convencido y bien argumentado y hacerse hasta pesado porque la causa lo vale, por eso:

      Sí al escrache bien entendido en las puertas de las casas de los diputados del congreso.

      Sí a no ceder ante simulacros de leyes que no se parecen en nada a la ILP firmada por mas de un millón de españoles, sí, esos que no se mueven nunca por nada.

      No a quemarle la puerta de la casa a nadie, ahí si que espero que acierten a posicionarse con talento y honestidad y que el responsable pague los daños. Y al PSOE a darle caña también que buena parte del problema lo crearon ellos.

  2. Rafael Vicario Rodríguez
    abril 2, 2013 at 11:01 pm

    Hola a todos, os dejo enlace a un evento que he creado para firmar pidiendo que nuestros políticos den ejemplo de lo que están haciendo con nosotros:
    http://www.facebook.com/events/263976900391615/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *