Ahora un juez tiene la oportunidad de hacer justicia con Carmen y anular su proceso de desahucio

carmen_mariac-300x199dante_w.- María del Carmen Arnedo es una vecina de Alcorcón que avaló a su hijo para que pudiera comprar una vivienda. Caja Mar, la entidad financiera que concedió la hipoteca a su hijo, incluyó clausulas abusivas en el contrato. En base a estas clausulas cuando su hijo no puedo pagar la hipoteca Caja Mar se quedó con la casa de su hijo y también con la de Carmen.

Cuando el abogado de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca Rafa Mayoral revisó la hipoteca que firmó su hijo le dijo a Carmen: “esta hipoteca está hecha con muy mala hostia y tienes que apelar tienes que ir a por todas” y eso es lo que ha hecho Carmen. Amparándose en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha recurrido el procedimiento de desahucio que la dejó sin casa.

Pero Carmen no sólo ha hecho eso. Es una de las caras más visibles del movimiento antidesahucios de Madrid porque Carmen es valiente y no ha querido solo luchar por que se haga justicia con ella, sino con todos los afectados por la estafa de las hipotecas.

Después de la vista que se ha celebrado hoy en los juzgados de Alcorcón Carmen está a la espera de que un juez decida ser valiente también. Este juez puede decidir fallar a favor de los fuertes, de quienes estafaron a Carmen y a miles de familias, o puede decidir considerar nulas las clausulas abusivas de su hipoteca obligando al banco a recalcular los intereses que aún reclama a Carmen. Pero también puede decidir ser valiente y no sólo ajustarse a derecho, sino hacer justicia. Amparándose en la sentencia del tribunal europeo el juez puede declarar todo el procedimiento nulo y devolverle a Carmen su casa. Eso y solo eso sería lo justo.

En épocas tan duras como las que vivimos para cualquier persona es un privilegio que se le permita ejercer su profesión. En una época tan dura como la que vivimos ¿Cuántas oportunidades tiene un juez de hacer justicia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *