Marxismo-leninismo vs postmodernismo

capitalismo-piramidal2El marxismo-leninismo y el pensamiento postmarxista o postmoderno, son dos concepciones diferentes del mundo desde las que enfrentarse a las diferentes consecuencias de la sociedad capitalista. Pero se enfrentan de formas totalmente opuestas.

Para el marxismo-leninismo el motor de la Historia es la lucha de clases. El capitalismo es la etapa de la Historia en la que esta lucha queda reducida fundamentalmente a la lucha entre dos clases antagónicas: la burguesía, la clase de los capitalistas, y la clase obrera o proletariado.

Para el pensamiento postmarxista o postmoderno, originado por filósofos como Ernesto Laclau o Chantal Mouffe, no existe la lucha de clases sino las luchas de clases. Luchas de diferentes elementos de la sociedad contra las diferentes contradicciones de la sociedad capitalista, a los que este pensamiento denomina movimientos sociales.

El pensamiento postmarxista o postmoderno se enfrenta al capitalismo como lo haría un curandero ante una epidemia. Si los enfermos tienen fiebre, vómitos, dolor de cabeza y fatiga general… el tratamiento a recetar por un curandero sería: paños templados para la fiebre, dieta blanda para los vómitos, aspirina para el dolor de cabeza y descanso para la fatiga.

De la misma manera, la receta del pensamiento postmarxista o postmoderno contra el capitalismo es un coctel de movimientos sociales que combatan sus síntomas. Contra el machismo y el patriarcado: feminismo. Contra la destrucción del planeta: ecologismo. Contra la xenofobia: antirracismo. Contra el maltrato animal: animalismo. Contra la opresión nacional: nacionalismo. Contra la pobreza: solidaridad. Contra la opresión laboral: sindicalismo. Contra la guerra o el terrorismo: pacifismo.

El pensamiento postmarxista observa los síntomas de la sociedad capitalista y los movimientos sociales que de forma espontánea surgen contra ellos y da una solución: Como todos estos síntomas tienen un origen común, el capitalismo, la forma de acabar con el capitalismo es unir todos estos movimientos sociales en torno a una alternativa política. Pero ¿se puede erradicar una enfermedad con un coctel de medicamentos de amplio espectro que combata todos sus síntomas?

El marxismo-leninismo se enfrenta al capitalismo de forma científica y radical, analizando de forma objetiva las contradicciones existentes en la sociedad y buscando sus causas, para poder resolverlas de raíz. Solo analizando la realidad de forma científica es posible hacer un diagnóstico que permita tratar al paciente combatiendo la causa de la enfermedad y no sus síntomas. ¿Cuál es el origen de la enfermedad? ¿Un virus? ¿Una bacteria? ¿Una intoxicación?

Para ello Marx y Engels primero, y Lenin junto con otros revolucionarios marxistas después, analizaron los síntomas de la sociedad capitalista, buscando sus causas objetivas y encontraron una raíz común: la explotación de una clase social por otra.

pirámides-construcciónEl capitalismo, nuestra enfermedad, existe porque existen dos clases sociales: Una clase social, los capitalistas, que posee los medios necesarios para crear los bienes de uso y consumo que las personas necesitamos para vivir y desarrollarnos física e intelectualmente. Otra clase social, la clase obrera,  que no posee nada y tiene que vender su fuerza de trabajo a los capitalistas para poder vivir. Esta relación entre los capitalistas y los obreros permite a los primeros apropiarse del fruto del trabajo de los segundos, constituyendo así una nueva forma de image_content_6197834_20160210204222explotación del ser humano, que en el proceso de desarrollo de la Historia humana, ha reemplazado formas de explotación anteriores, como la servidumbre feudal o la esclavitud. Y las consecuencias, los síntomas, no son más que las características propias de esta nueva forma de servidumbre, de esta nueva forma de esclavitud. Así:

La pobreza es la consecuencia natural de un modo de producción que necesita que una parte de la sociedad se vea obligada a trabajar por el mínimo salario posible, para que otra parte pueda apropiarse de la mayor cantidad de riqueza posible.

Las diferentes formas discriminación, el machismo, el racismo, la xenofobia… son la consecuencia de la necesidad de la clase capitalista de fomentar la competencia entre la clase obrera en el mercado laboral.

Las guerras, el terrorismo, la opresión nacional son consecuencia de las disputas entre los capitalistas de los diferentes países por controlar el mercado mundial y por apropiarse de los recursos de los diferentes territorios.

La destrucción del planeta o las condiciones en que se mantiene a los animales en las granjas modernas son consecuencia de la utilización de técnicas de obtención de recursos que sólo buscan el máximo beneficio en el menor plazo posible.

La opresión sobre la mujer, el patriarcado, sigue y seguirá existiendo mientras exista el interés de acumular la riqueza obtenida de la explotación en el seno de la institución familiar, basada en la propiedad del hombre sobre las mujeres y los hijos para garantizar la herencia legitima.

FG8104Paliar los síntomas de una enfermedad solo sirve para evitar que la fiebre, el dolor o la deshidratación maten a los enfermos, convirtiéndolos así en enfermos crónicos y perpetuando la enfermedad. Quienes se enfrentan de esta manera al capitalismo solo pueden conseguir evitar que sus propias consecuencias, la miseria, la destrucción del planeta, la guerra, el terrorismo, la opresión… acaben con él, perpetuándolo. De hecho la alternativa al capitalismo de los pensadores postmodernos  puede resumirse en una “radicalización” de la democracia burguesa, en la que los movimientos sociales reemplacen a las instituciones propias del capitalismo. La explotación capitalista gestionada por aquellos que pretenden paliar sus consecuencias, para que la hagan menos antagónica con la humanidad. Por lo menos que el enfermo pueda hacer “vida normal”.

Frente a esto el marxismo-leninismo plantea que el capitalismo tiene cura, porque tiene una causa. Una causa en la existencia de una clase social que concentra en sus manos la mayor parte de la riqueza mundial por medio de la explotación. Una cura que reside en la clase obrera, la clase cuya liberación comienza por acabar con la causa del capitalismo, y para la que paliar sus síntomas solo la perpetua en la esclavitud. Y que el proceso por el cual la clase obrera puede liberarse de la explotación capitalista, es el proceso general que provoca el desarrollo de la Historia humana: la lucha de clases.

Quien quiera acabar con las consecuencias del capitalismo, solo puede hacerlo acabando con el capitalismo en sí  y solo tiene una forma de hacerlo: Organizar, formar y armar ideológica y políticamente, entre otros aspectos, a la clase obrera para que pueda vencer en la lucha de clases, liberándose de la explotación de los capitalistas. Pero para esto, primero debe organizarse, formarse y armarse ideológica y políticamente él o ella misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *