La alternativa: Unidad popular

Fran G.- Desde el estallido de la actual crisis económica venimos asistiendo a un ataque directo por parte de los diferentes gobiernos estatales, autonómicos y locales contra los intereses de la inmensa mayoría de la población y a favor de los intereses de la oligarquía financiera.

Nadie escapa a las terribles consecuencias de la reforma laboral, las bajadas de salarios, las subidas de impuestos, los recortes en educación, sanidad y servicios sociales. Desde quien pierde su puesto de trabajo y ve en peligro la casa por la que trabajó toda su vida, a las personas que tienen una pequeña empresa y ante la caída del consumo y la falta de financiación se ven forzadas a cerrar su negocio, pasando por las bajadas de salarios en el sector público que se encadenan una tras otra. El 90% de la población estamos sufriendo unas políticas que nos condenan al empobrecimiento constante y que en ya no pocos casos han desembocado en el suicidio de las personas afectadas.

Es por esto que necesitamos generar alternativas que recojan los intereses del 90% del pueblo, alternativas que se basen en la unidad y la organización de la mayoría de la gente para defender nuestros intereses. Alternativas que permitan llevar la voluntad del pueblo y de los movimientos sociales a las instituciones, para hacer frente a las políticas de unos gobiernos que se han desenmascarado como representantes de los intereses de unos pocos, de la banca y de los grandes monopolios. Alternativas que no se erijan como representantes del movimiento social existente, sino que estén representadas en el movimiento social, en el pueblo y en la organización popular, que sirvan para fortalecerla y desarrollarla permitiendo que las propuestas e iniciativas de cada asamblea y cada organización popular tengan fuerza en las instituciones representativas. Alternativas cuya fuerza se base precisamente en el aumento y la extensión de la organización del pueblo, en la construcción de poder popular.

Necesitamos levantar estas alternativas desde cada pueblo, desde cada municipio. Que la experiencia en unos sirva de ejemplo para otros, hasta llegar a converger a mayor escala como hemos visto suceder en Catalunya con la llegada de las Candidaturas de Unidad Popular (CUP) al parlamento autonómico. Partir del municipalismo construyendo la unidad y la organización popular desde la base, para buscar la convergencia con todos los pueblos y municipios del Estado.
Necesitamos levantar alternativas que nos permitan poner freno a la sangría a la que nos están sometiendo, pero sobre todo necesitamos alternativas que permitan trabajar para que exista una autentica democracia en la que el pueblo, y no la banca o la gran empresa, tenga el poder, la capacidad de tomar decisiones que realmente incidan sobre las políticas y las leyes que regirán nuestra vida. Porque una vez que hemos comprobado que ni la presión de la gente en la calle, ni los mecanismos de participación como las ILPs tienen la menor incidencia en las instituciones solo nos queda tomarlas en nuestras propias manos.

En Alcorcón, como en otros muchos pueblos del Estado, hemos empezado ya a andar este camino y animamos a todas nuestras vecinas y vecinos a participar en él.
Puedes participar en la construcción de una alternativa para el pueblo de Alcorcón enviando un email a: aupaalcorcon@gmail.com

Más información en : alcorcon.tomaelpoder.net

Fran G. Es miembro del grupo promotor de una alternativa para el pueblo en Alcorcón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *